martes, 10 de noviembre de 2009

El que sabe, sabe y el que no es jefe...

Las personas son medidas por sus acciones, en casi todos los ambitos y en el laboral principalmente, en este ultimo es bueno que asi sea, porque hace a la eficiencia del trabajador y a la responsabilidad del mismo en su tarea diaria. Pero lamentablemente hay quienes, basados en su superioridad o cargo se abusan de ello. Todos cometemos errores, mas grandes y mas pequeños, todos, jefes y empleados; somos personas y por tal falibles; cuando el error es grave o mejor dicho el daño que produce lo es, es logico que la sancion sea dura, no tiene que ver con la mala intencion del actuante sino con las consecuencias, si el error es minimo y facilmente subsanable quizas con un llamado de atencion basta; esto aplicable a todos, tengan en el cargo que tengan, o mejor dicho deberia ser asi, pero por lo que veo a diario, los errores de los empleados son tema de reproche constante y generadores de suspicacias y lo de los jefes pasan a ser anecdotas graciosas, bajo la consigna "a cualquiera le pasa". La frase que este posteo tiene por titulo es desafortunadamente cierta.

1 comentario:

Efímero encanto de la soltería.luli dijo...

Es tan cierto lo que decís, es injusto. Te apoyo totalmente, todos somos personas, por ende, cometemos errores ya que sino lo hicieramos no seríamos seres humanos. Lamentablemente, vivimos en una sociedad..en la que no se valoran estas cosas con igualdad.Muy lindo tu blog, encantada si pasas por el mío, exitos y un beso!